h1

CRISTO MECHUDO VISITADO POR RASTAFARIS DEL CENTRO DE BOGOTÁ

septiembre 12, 2008
EL CRISTO AL QUE LE CRECE EL PELO

EL CRISTO AL QUE LE CRECE EL PELO

 

En el templo de San Francisco,  el más antiguo de la ciudad de Bogotá, ubicado en la parte izquierda de la Avenida Jiménez con Carrera Séptima, diagonal a la estación de Museo del Oro del TransMilenio, se encuentra un Cristo al que le crece el pelo (EL CRISTO DE LA AGONÍA), día a día se acercan miles de visitantes para pedirle que les haga un milagro.  Lo extraño es que no sólo visitan al Cristo personas católicas que en su mayoría son hombres y mujeres entre los 40 y 70 años  sino que además van a observarlo jóvenes de una cultura  que se inicio en África y que también tiene su propio Dios llamado Jah, esta es la cultura Rastafari.

Se ingresa al templo por la parte derecha y dirigiéndose al fondo se encuentra una reja que encierra la imagen del Cristo en una urna de cristal, en este lugar se encuentra Olga Lucia una psicóloga de 45 años, insertando una moneda en una caja para que la luz de la urna se encienda, mientras tanto repite una y otra vez  la oración escrita en la caja en la que metió la moneda “¡Oh alto y glorioso Dios ilumina las tinieblas de mi corazón y dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta , sentido y conocimiento señor para que cumpla tu santo y veraz mandamiento! San Francisco de Asís”. Al terminar la oración comenta que asiste cada vez que puede a la misa de las 5 de la tarde y que siempre que viene hay personas visitando al Cristo, al preguntarle si ha visto rastas mirando al Cristo dice:- “Sí, los he visto, me parece extraño que esos mechudos vengan a mirar al Cristo de la agonía, es una falta de respeto, porque ellos creen en otras cosas”.

En ese momento llega Diana y otros jóvenes  rastas, se pueden distinguir por su cabello largo con los llamados Dreads, ella con una balaca amarrando su cabello, camisa blanca al cuerpo, pantalón ancho de color azul y una mochila que un amigo le tejió, con los colores simbólicos de la cultura  (verde, negro, rojo y amarillo) comenta que  el color rojo representa la iglesia  de los Rastas y  la sangre de los mártires que han marcado la historia de los Rastas. El amarillo representa la riqueza de su tierra natal, el verde representa la belleza y la vegetación de Etiopia, la tierra prometida.  Algunas veces el negro se utiliza para representar el color de los africanos, aunque ella no sea negra.  Entran al templo dirigiéndose exclusivamente al Cristo, lo mira por un rato sin hacer ninguna señal, como la cruz que usualmente hacen los católicos al entrar o salir de un templo o al ver una imagen. Comenta que ese Cristo le da miedo pero que lo vienen a mirar por su larga cabellera y porque se dice que al Cristo le crece el pelo. Dice que para ellos es importante el cabello porque simboliza las raíces de los rastas que está escrito en la biblia en levítico 21,5. (No harán calva en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños). Aunque no parezca ellos también leen la biblia pero no creen en la iglesia católica, ni en otras religiones.

Juan acompañante de diana comenta que la manera en que crece el pelo del Cristo de la agonía y la manera en la que ellos se lo dejan crecer representa la rebeldía contra el mundo y contra lo que hay en el por eso cada uno tiene su manera propia de usar el pelo.

Para María una señora de 70 años que visita el templo usualmente dice que el Cristo milagroso no se puede comparar con una cantidad de mechudos que lo vienen a ver y que no creen en Dios, dice que están profanando la iglesia al venir y no creer en lo que ven, por otro lado Martha la secretaria del templo comenta que no le parece extraño que los rastas vengan a mirar al Cristo de la agonía, dice: “aquí en el centro se ven muchas cosas extrañas y está no es la excepción, muchas personas vienen a preguntar sobre ¿Quien le corta el cabello al Cristo?, ¿Cómo llegó a la iglesia?¿Qué milagros hace?, lo único que le puedo decir es que hay muchas historias y que lo que se dice es que lo dono un hombre a un padre franciscano”.

 

Se muestra la inconformidad de las mujeres que vienen a diario a visitar al Cristo al ver unos jóvenes mechudos, pero nada se puede hacer pues aunque cada uno tenga una creencia diferente, un Dios diferente este Cristo al parecer une culturas demostrando así lo milagroso que es.

 

Por Diana Marcela Gómez.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: